• Informes periciales
  • Informes periciales
  • Informes periciales
  • Informes periciales

Tipos de informes periciales

A. Estudios, informes previos:
Muchas veces los informes periciales técnicos sirven para aclarar los hechos y llegar a un acuerdo previo sin necesidad de ir a juicio. Por ello se suelen solicitar unos informes periciales previos para valorar si conviene o no finalmente entrar en la sala. El 95% de los casos tienen una solución, salvo infracciones normativas graves que no sean posible de legalizar. Nuestros peritos trabajarán para dar con una respuesta y resolver tu caso. Unos buenos informes periciales antes de empezar un proceso evitará muchos problemas y gastos innecesarios después.

B. Peritajes:
Un peritaje es un informe en el que un experto contesta a una o más preguntas o da su opinión profesional sobre cuestiones planteadas por el Juez o las partes. Este dictamen pretende ayudar a una persona que desea presentar informes periciales como una prueba. Los informes periciales deben ser escritos pensando en su lector y exponer las conclusiones de manera razonada y comprensible para alguien no experto. Al emitir el dictamen, todo perito deberá manifestar, bajo juramento o promesa de decir verdad, que ha actuado y actuará con la mayor objetividad posible, tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes, y que conoce las sanciones penales en las que podría incurrir si incumpliere su deber como perito. Es por ello que unos buenos informes periciales son lo principal para entrar en juicio. Los peritos tienen obligación por ley de ser objetivo por lo que un informe favorable te puede llevar a ganar un litigio.

C. Contraperitajes:
Muchas veces nos encontramos con informes periciales desfavorables presentados por la otra parte. Los peritos tienen obligación de actuar con la mayor objetividad posible, y en ocasiones puede tener una opinión que no nos favorece. No hay que alarmarse ya que existe la réplica, es decir, un contraperitaje que consiste en una alternativa creíble para equilibrar la balanza. Consiste en realizar una contraprueba rigurosa y objetivada, una crítica seria a la versión que figura como ‘oficial’. Un buen Contraperitaje establece dudas razonables para desvirtuar la tesis y argumentos de la contraparte evitando así que tenga la última palabra.

En Informe perito contamos con peritos profesionales, capaces de realizar cualquiera de los informes periciales descritos anteriormente.

Tipos de informes